Friday, April 16, 2021
ugena.eu


Karina Acevedo pide colaboración y una mente abierta para superar el COVID-19

La científica nos ayuda a comprender cuál sería el proceso necesario para que el dióxido de cloro fuera aceptado como medicamento contra el COVID-19.

Ayúdame a divulgar, comparte en tus redes...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on VK
VK
Email this to someone
email
By petit naïf , in CDS Méjico , at agosto 13, 2020

Una vez más, la científica Karina Acevedo Whitehouse, es muy didáctica en su exposición de hace apenas un par de días. En la misma, nos ayuda a comprender cuál sería el proceso necesario, para que el dióxido de cloro fuera aceptado como medicamento, contra el COVID-19.

No hay duda alguna, aún no hay estudios científicos que avalen su uso. Sin embargo, aclara que son ya centenares las evidencias clínicas documentadas, por los médicos de la Comusav. Esto, bien merecería no perder más tiempo y que se obtuvieran los permisos necesarios, por parte de las autoridades, para llevar a cabo dichos estudios.

Por otro lado, no entiende la defensa irracional a la que se dedican ambos bandos. Unos, a favor y otros en contra de la substancia química pero sin aportar estudios científicos en ambos casos. Recuerda que los pasos están perfectamente establecidos y que, las creencias, jamás hicieron avanzar a la Ciencia.

Por ahora, indica que la única alternativa terapéutica aprobada por algunos países, el Remdesivir, supone un coste inalcanzable para la inmensa mayoría de las economías familiares. Además, es un medicamento con serias contraindicaciones, que la industria farmacéutica intenta amortizar para el COVID-19, dado que fue creado tiempo atrás para otro virus sin mucho éxito…

Con total sinceridad, sugiere que no hay lugar para enfrentamientos, cuando ambos bandos deberían trabajar unidos en intentar buscar una solución. Un cura, bien sea con el dióxido de cloro o con cualquier otra substancia o protocolo, pero siempre poniendo por delante el conocimiento honesto.

Sea para bien o para mal, cuanto antes resolvamos la idoneidad o no para esta posible vía, podremos dedicar todos los esfuerzos en sanar a las personas o en seguir investigando otros alternativas. 

Nota: Hay que intentar que las entidades de regulación permitan hacer los ensayos clínicos. Presionemos a nuestros políticos

Ayúdame a divulgar, comparte en tus redes...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on VK
VK
Email this to someone
email

Comments