Wednesday, March 3, 2021
ugena.eu


Sobre mi,


Hola, soy un españolito corriente, como tantos. Bueno como tantos, no. Me considero más ingenuo que la media. Hace 3 años, por circunstancias de la vida tuve conocimiento de una substancia, el CDS o, dióxido de cloro disuelto en agua. Por aquel entonces, aquel líquido amarillento y frío, no consiguió nuestro milagro, no nos sirvió o, no lo supimos aplicar o, llegamos demasiado tarde…

A pesar de aquello, el primer bote a medias se quedó en mi nevera. Esperando no tener que utilizarlo jamás. Sin embargo, un día me sentí mal, estaba a punto de vomitar, me mareaba y estaba sin fuerza. Me acordé de bote y bebí de su contenido. Me acosté, no tardé en dormir y al día siguiente, cuando me dirigía al trabajo, me di cuenta que me encontraba bien y que no me había vuelto a acordar de lo mal que me encontraba el día anterior… Aquello ocurrió hace 3 años y pensé que el sueño lo había hecho todo, eso y la diarrea que tuve antes de acostarme.

Desde entonces, siempre que me he sentido resfriado, he tirado del bote. La verdad que la sugestión funcionaba, porque o no era muy fuerte el resfriado o, yo era más fuerte porque apenas me duraba un día.

Sin embargo, todo cambió en febrero. Iker Jiménez auguraba cosas terribles respecto a un virus que hacía estragos en China, luego en Italia y finalmente en marzo lo teníamos aquí en España. A partir de entonces, la historia ya la conocemos todos.

Desde la primera alerta, retomé los estudios de la substancia que había dejado un poco apartados. Hasta entonces, me había limitado a seguir las entrevistas clandestinas que le hacían a Josep Pàmies y a Andreas Kalcker…

Ya lo he soltado Pàmies y Kalcker… Ya me podéis catalogar de terraplanista, antivacunas, negacionista, anti, anti, anti…, Yo, como creo que ellos, sólo nos consideramos una cosa: PROVIDA.

Adiós a algunos…  

y gracias al resto por seguir.

Como dije, volví a empaparme de dióxido de cloro por todas partes. Releí los libros de Kalcker, buscaba cualquier entrevista nueva sobre el tema… Me descargaba todo lo que podía antes de que fuera borrado por YouTube, para así poderlo asimilar más tranquilamente…

He seguido a diario testimonios de curación con el CDS sobre todo en hispanoamérica, un montón de videos «clandestinos» intentando explicar cualquier detalle de la molécula, a Kalcker haciendo entrevistas a cualquiera que se le requería. No importa que fueran un grupo de amigos o una emisora de primer nivel, a todos atendía… Incluso, le vimos en Toro TV y, como no, YouTube censuró el video al día siguiente…

He visto a médicos con la mente abierta sumándose a Kalcker, es verdad que algunos después de haber recurrido a ella como último recurso. A médicos uniéndose, colaborando, regalando CDS en los lugares más recónditos, como a la Doctora Patricia Callisperis.

He visto a un Senado aprobando, por presión popular, un proyecto de ley para que se use el CDS. A gobernadores, a alcaldes, a mineros y sobre todo, a médicos defendiendo y solicitando que les dejen investigar oficialmente este remedio, tan sencillo y barato…

También he visto, que los ataques contra ellos cada vez se hacían más fuertes.

En España incluso, hasta hombres con uniforme desde el atril de la Moncloa, a las empresas anti-bulo Newtral y Maldita poniendo de vuelta y media a cualquiera que osaba hablar bien del dióxido de cloro e, intentando confundir con otras substancias que nada tenían que ver, como la lejía…

Todos ellos incluso afamados y reconocidos doctores repitiendo «textualmente» como loros  las advertencias emitidas por la FDA, la OMS, la agencia del Medicamento Europeo, la tal o la cual; da igual. Todos, diciendo exactamente lo mismo: Daños sobre el organismo de todo tipo, eso sí, sin aportar estudio científico alguno. Curiosamente lo mismo, que exigen a los médicos que la emplean y, no les permiten ahora realizar.

Sólo tenemos evidencias y estudios clínicos de unos doctores integrativos ecuatorianos, que bien por estar redactados en español o bien, porque descartaron emplear el «doble ciego» entre sus muestras, eran motivo de burla y descrédito. Un estudio que seguramente no se pudo hacer mejor porque era más importante salvar vidas. Las vidas, incluso las de los posibles candidatos a «doble ciego» requeridos por los «puristas de los prospectos». ¿Por qué dejar morir a personas cuando estaban consiguiendo curar al 97,8 % de los pacientes tratados? se preguntarían estos héroes.

Desde luego, la ciencia médica, ha dejado de ser ciencia en el momento que ha dado la espalda a la evidencia… Sólo hablan de oídas y de referencias… Algo no cuadra.

He visto como más de 3.000 médicos de 16 países se han coligado en COMUSAV (pronto tendrán una web en condiciones, están en ello, paciencia…) para intentar salvar vidas a pesar de poner en riesgo su reputación o su licencia. Cómo dijo aquel doctor a Ether Soriano, «para qué me sirve mi licencia, si estoy muerto…»

Todo esto estaba pasando en el mundo, mientras en España, el país del mundo donde peor se había gestionado la crisis, el país con más muertos por millón, donde no se sabe contar muertos, donde nos han ocultado el sufrimiento, los ataúdes, la triste realidad, también nos mantenían ciegos a todo esto.

Todo esto ha estado pasando y, NI A UN SOLO PERIODISTA ESPAÑOL LE IMPORTABA LO MÁS MÍNIMO.

Silencio, silencio por desidia, o porque realmente, sabían que si se les ocurría informar sobre esto perderían sus canales, trabajos, prestigio, etc…

Soy un ingenuo, lo sé. Si nadie quería informar alguien tendría que hacerlo. Por ello, me encuentro desde aquí contando lo que veo. Tirando botellas con mensajes al mar esperando que alguien las recoja y abra los ojos a los españoles.

Los españoles de saber esto, no tengo la menor duda de que algo harán. En primer lugar apoyar a COMUSAV, luego parar esta locura y poner en marcha nuestra economía y luego; luego ya veremos qué queda de todo esto. Pero algunos tendrán que pagar por tanta muerte y tanta ruina.

Que Dios los perdone.

Eduardo MC, un español cualquiera. Mi buzón de correos